miércoles, 13 de agosto de 2008

Soneto en la distancia



Sin más propósito que el anidar
en lo que todavía queda vivo
del tiempo que a su paso, esquivo,
bebe del eco y prohíbe olvidar;

germinarán allí tus sombras llenas
sobre todo poro que mi piel guarde
y florecerán tus huellas sin dudas.


Sólo habrá voluntad de no ceder
al hastío de cada metro triste
cedido a la inversa cuando te fuiste
con sólo recordar: "Para volver".

Surcaré los asfaltos a tu encuentro
y dividiré el tiempo entre infinito
para que la distancia equivalga a cero.

5 comentarios:

Aloia dijo...

Bueno, aquí la "lista", despistada, fantasmona....es que esto de andar en la berza todo el día es una de mis especialidades...el caso, que me quedé con la copla de sonetillo-soneto...y que he hecho un soneto, vamos el de 11...pero bueno, lo dejo en avance del sonetillo, vale?? aaaaaaaaayyyyyyyy.......

Mil biquiños!!

Celeste dijo...

Me mataste!
Ojiplática me dejas.


Abrazos mudos.

Aloia dijo...

Ojiplática!!!me encanta esa expresión que pasaré a mi verborrea habitual si es que me lo permitís!!!Exageras, guapa, ya ves que por no ajustarse, no se ajusta ni la estructura!1jajaja.....pero mil gracias celeste!
Biquiños!!

Pilar M Clares dijo...

Pues esto es un pedazo de soneto, nada de sonetillo, solo con poner en su sitio el segundo cuarteto.¡Encaja!
Los sonetos son mágicos, has cogido el duende, precioso. Me gusta mucho el último terceto, y la idea del tiempo que "bebe del eco y prohibe olvidar", precisoso. ¡Artista!

Un abrazo asonantado de los gordos gordos.

raull dijo...

Me quedo con 'sin más proposito que anidar'... me encanta!