miércoles, 5 de septiembre de 2007

TRASNOCHANDO CON LA POESÍA

Días 4,5 y 6 de septiembre, en el Museo de la Ciudad, Murcia, lecturas literarias bajo el nombre TRASNOCHANDO. Amantes de la palabra reunidos por el poeta Soren Peñalver (en la imagen) leen producción propia y ajena.

Los versos de Jaime García-Máiquez ("Otro cantar", Pretextos 2007) presiden el encuentro:




El agua tiene sus mundos:
el de la nieve encantada,
peregrino del río,
el de la ola en volandas,
el ermitaño de un pozo,
el de las lluvias de plata.

9 comentarios:

Pilar M Clares dijo...

Y si apetece, añadimos aquí poemas sobre el líquido elemento (tan poético)
Un saludo a todos-as

Aloia dijo...

Qué envisia Pilar!qué envidia!
poemas sobre el líquido elemento....no hay fallo; pero necesito pensar un poquitito....
Biquiños.
Por cierto; Pilar, Raquel...alguna noticia de raull o hôichi??!!Se os echa de menos!!

Aloia dijo...

¡Agua, no huyas de la sed, detente!

Detente, oh claro insomnio, en la llanura

de este sueño sin párpados que apura

el idiona febril de la corriente.


No el tierno simulacro que remiente,

entre rumores, viva; no madura,

ama la sed esa tensión de hondura

con que saltó tu flecha de la fuente.


Detén, agua, tu prisa, porque en tanto

te ciegue el ojo y te estrangule el canto,

dictar decieras a la muerte zonas;

que por tu propia muerte concebida,

sólo me das la piel endurecida

¡oh movimiento,sierpe!que abandonas.

mentecato dijo...

Bell�simo. Una joya que resplandece.

Un abrazo.

raull dijo...

Hola a todas/os,

Perdonad por ser tan impresentable, pero de veras estoy un pelín desbordado. Espero que pronto pueda aportar algo a este nuestro blog literario.

Un abrazo fuerte.

Pilar M Clares dijo...

Aloia, intenso el poema, dime ¿de quién es? ¿tuyo? Interesante.

Raull...qué alegría saber de ti y ese "nuestro". Me gusta que volverás.

Besicos

Pilar M Clares dijo...

Y añado un fragmento de un poema de Felpe Benítez Reyes, Sombras del verano en "La mala compañía", 1988, que me gusta y viene bien porque habla de la extraña vuelta a la ciudad, como ahora vivimos también. En este caso, el agua es una metafórica tempestad que aturde la memoria:

"Aquel verano, delicado y solemne, fue la vida
Fue la vida el verano, y es ahora
como una tempestad, atormentando
los barcos fantasmales que cruzan la memoria.

Alguien retira flores muertas
del cuarto de los invitados
y hay una luz cansada tendida sobre el suelo,
como un dios malherido, y van yéndose los coches
donde agitan pañuelos unos niños...
(...)

Y mucho más.
Besicos

Aloia dijo...

PUes ese poema es de Carlos Gorostiza, Pilar.Gran Felipe Benítez, grande de los grandes!!
Biquiños!

Raquel dijo...

Hermosa forma de trasnochar, :)