domingo, 8 de junio de 2008

Un cachito de oriente



"Decir te amo es una brutalidad para nosotros. Si quiero seducir a un hombre lo haré con pequeños gestos: un haiku, una comida especial o una disposición particular de las flores. Es algo muy sutil. ¿Y si el hombre no comprende tanta sutileza? Entonces ese hombre no es digno de mi amor." Satsuko K. de Rola.

....suponiendo que después de la seducción llegase el te amo, a veces me siento tan tan japonesa...

6 comentarios:

Pilar M Clares dijo...

Aloia, me sugiere lo que escribes que la mayor sutileza es decir te amo,
y si el hombre no comprende, entonces ese hombre no está en lo importante. ¿Crees que hay algo que merezca más la pena que poder decir "te amo"?
Ya me dirás si se te ocurre algo.
Un abrazo muy gordo

Aloia dijo...

No Pilar, no te asustes, no creo que los detalles sean más importantes pero muchas veces más necesarios y más significativos que un te amo vacío o que uno precipitado. Los detalles van de lo nimio a lo imborrable, del comienzo al para siempre, y el te amo sólo debería tener una intensidad, sin matices....los detalles son el volumen, como los decibelios, el te amo el éxtasis!
Y de verdad pienso que cada día más la gente ignora los detalles, y para mí tienen su encanto y los cuido y por eso a veces me siento japonesa en medio de occidente...(exagerando un poquito, claro está)
Mil biquiños!!

Hôichi dijo...

los tios a veces no nos enteramos jejeee


besotes

Aloia dijo...

Es que a veces Hôichi, sois un poquito durillos de vista y oídos...pero para eso estamos, para daros el toque a tiempo!!jajjajaja
Biquiños!!

Pilar M Clares dijo...

Para mí el "te amo" es el punto del que salen todos las sutilezas y sin empeño. Creo que tenemos que trabajarnos, Hoichi, por lo que dices. No creo que los hombres seais así o asao, creo que como a nosotras nos pasa también, hay asuntos que no escuchamos, y de los que nos preservamos, y es miedo, falta de confianza, la soberbia tonta, la educación, esa enemiga, que liga amor a cualquier cosa que no necesariamente lo es. Inventemos, como en el otro post, a ver si así nos aproximamos más a lo real que nos concierne. Seamos felices.

¿Tú, hoichi, ese pedazo de ser, tú Aloia, esencia emotiva, qué podríais inventar mejor que vosotros mismos? Perdamos miedos.
Y un fuerte abrazo para los dos. Muasc

Anónimo dijo...

Una palabra y dosis de corazón en un shushi, linda japonesa.